Novedades

Pixar responde si habrá ¿Toy Story 5?

Pixar responde sobre los rumores de si habrá una nueva película de los antiguos juguetes de Andy con ¿Toy Story 5?

SPOILERS: La noticia contiene spoilers de la trama de 'Toy Story 4'.

Ha costado, pero la cuarta cinta de 'Toy Story' ya está en los cines. Ayer, 21 de junio, los juguetes más gamberros de Pixar volvían a pisar la pantalla grande tras nueve años de silencio. Y aunque parecía imposible, el final de 'Toy Story 4' puede ser hasta incluso mejor que el de la tercera cinta, con un Andy yéndose a la Universidad.

Obviamente si vamos a hablar de un posible 'Toy Story 5' vamos a interpelar al final de la última cinta, por lo que hay spoilers. Así que si no has visto lo nuevo de Pixar, no sigas leyendo. O no te quejes después.

Bien, como decíamos, en 'Toy Story 4' se trata una verdad todavía más despiadada si cabe que el final que nos presentó 'Toy Story 3': en este caso, los muñecos no cambian de dueño, si no que se dan cuenta de que su momento ha pasado. Son muñecos perdidos, pertenecientes a otra etapa.
Ya Tim Allen avisó que el final de esta cuarta entrega nos haría llorar. Y sí, lo ha hecho. El momento más duro de una película llena de momentos inolvidables, simbólicos, y sobre todo divertidos, es la escena final: Woody deja el grupo. Y lo hace para quedarse junto a Bo Peep, la muñeca pastora que ha adquirido un notable nuevo rol en la cinta. La dulce porcelana es una amazona que, abandonada al inicio del filme, aprender a sobrevivir en la calle. Un giro de rol que mucho tiene que ver con el movimiento 'Me Too' y con la inmersión de Disney en ofrecer cada vez una visión más empoderada de la mujer - y fiel a la vida real actual - en sus cintas. 

Mientras que ella no vuelve al calor de un niño y prefiere seguir gobernando sobre su vida junto a los nuevos amigos que se ha echado, como los inolvidables muñecos oso y pollo que tantos buenos momentos dejan, Woody sigue dudando entre volver a casa o no. Es precisamente la esencia de esta película: un epílogo de la historia del muñeco que no sabe si seguir luchando para marcarse su propio camino o seguir viviendo en el pasado intentando adaptarse a la vida con Bonnie.  

En este momento de encogimiento de estómago, el mítico sheriff se da cuenta de que su momento ha pasado: ya no es el muñeco de nadie. Boonie no ha puesto su atención en él, prefiere a la chica cowboy o a su nueva invención, Forkie. 

 De esta separación se pueden deducir dos cosas: que una nueva cinta vuelva a juntar a todos los protagonistas de nuevo (al fin y al cabo, si se han reencontrado con Bo en una ocasión, puede ocurrir por vez segunda) o que las historias continúen sin un Woody liderando al grupo, dando inicio a una nueva trilogía de cintas cargada de nuevos personajes. Por supuesto, por doloroso que sea, también hay que asumir que es posible que ésta haya sido la despedida final de los juguetes.

No hay comentarios